• Innovación en Prevención y Salud mano con corazón

LOS FUNCIONARIOS PASAN UN 50% MÁS DE DÍAS DE BAJA QUE EN EL SECTOR PRIVADO

image-1071307-07092019-6512b.jpg

Uno de los factores de desequilibrio de los procesos productivos y del funcionamiento del mercado laboral reside en las ausencias que refieren los empleados de una empresa como consecuencia de una baja laboral o por absentismo.

Sin embargo, este impacto no es similar para las empresas públicas y privadas. De hecho, es mucho mayor en el caso de las primeras ya que las bajas causadas por los funcionarios tienen una duración de hasta un 50% más de tiempo que las de los asalariados.

Concretamente, según los datos de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) recogidos por Freemarket los trabajadores públicos pasaron una media de 49,3 días de baja en 2018 contra los 33,03 días que duró de media la baja de los empleados del sector privado, casi un 50% más.

"España es uno de los países de la OCDE afectado por un mayor nivel de bajas laborales. El absentismo que alcanzó un nivel mínimo en un 53,3% en cuanto al número de bajas laborales, un número importante si se compara con lo que sucede en los países vecinos y, en España, en los años de la crisis", apuntan desde la consultoría de gestión empresarial.

En este sentido, se aprecia una intensificación de estos procesos de baja desde los años de recuperación de la economía. En 2013, un año después del segundo varapalo económico que propicio la crisis a España en el 2012, se contabilizaron un total de 661.765 trabajadores ausentes por bajas laborales, mientras que en 2018 el número ascendía al 1.014.707 de empleados. Una cifra esta última que, más allá, supone un incremento del 5,9% respecto al año anterior.

Como consecuencia, la tasa de absentismo alcanzó en 2018 un nuevo máximo de 5,3%, superando por una décima el pico anterior, alcanzado en 2009, según arroja el VIII Informe Adecco sobre absentismo.

En este punto, entre las quince comunidades en las que las horas no trabajadas por absentismo se incrementaron, sobresalen los casos de Andalucía (con una subida de 157% desde 2000, por lo que en 2018 tuvo 38 horas más, por año y trabajador, no trabajadas por absentismo), Castilla-La Mancha (incremento de 126%, por lo que las horas perdidas por absentismo crecieron en 40 por año) y Baleares (+69%, que equivale a 18 horas más de absentismo por año). Incrementos más moderados, sufrieron Asturias (donde las horas perdidas aumentaron 3,9%, la Comunidad Valenciana (+10,1%) y el País Vasco (+12,4%).


Industria lidera el absentismo

En 2018, el sector industrial mostró una tasa de absentismo del 5,6%, 1,5 puntos menos en comparación con el máximo del 7,1%. En el sector servicios, la tasa de absentismo de 2018 es de 5,4%. Aunque inferior a la de la Industria, para el sector Servicios constituye el dato más alto en 19 años, superando con claridad el máximo anterior, registrado en 2007, de 5,1%. La Construcción ofrece la menor tasa de absentismo, que se colocó en 3,6% en 2018, reduciendo el máximo de 4,3% que se alcanzó en 2012.



Fuente elEconomista.es



​​​​​​​