• Innovación en Prevención y Salud mano con corazón

LA SINIESTRALIDAD LABORAL SIGUE CRECIENDO DESDE QUE SE APROBÓ LA REFORMA LABORAL

image-1047774-5ad08cc6467af.jpg


En los primeros 11 meses de 2018 se han producido en España 562.132 accidentes con baja, unos 20.000 más que en el mismo periodo de 2017, lo que supone un incremento del 3,7% del número de accidentes

En jornada de trabajo, este aumento de accidentes se produce en prácticamente todos los sectores de actividad, salvo en el agrario y en la Administración Pública y destacan los incrementos en la construcción (13,5%), las industrias extractivas (9,4%) y la industria manufacturera (6%). En términos relativos (índices de incidencia expresados en número de accidentes por cada 100.000 trabajadores), la siniestralidad aumenta ligeramente (0,1%) volviendo a destacar la construcción (4,7%) y las industrias extractivas (9,1%).

De estos accidentes 583 han sido mortales, 14 más que el año anterior, un incremento del 2,5%. Las muertes en jornada de trabajo han aumentado un 0,4% mientras que in itinere se han disparado hasta un 10,2%. Por sectores en jornada, los incrementos de mortales se concentran en servicios (3,1%) y de nuevo en la construcción (1,3%). El único dato positivo es que el índice de incidencia de accidentes mortales ha descendido un 2,9% en el conjunto del país.

Recientemente también se han conocido los datos de enfermedades profesionales notificadas durante 2018. El número total de partes de enfermedad profesional comunicado por las Mutuas muestra un incremento respecto a 2017 del 14,4% (22.655), mientras que si sólo se tienen en cuenta los partes con baja este incremento se queda en el 11,7% (10.695). Este aumento, sin embargo, no soluciona el importante subregistro de este tipo de enfermedades, que es especialmente escandaloso en algunos grupos de enfermedad como las producidas por agentes cancerígenos: sólo se han notificado 27 casos de cáncer laboral, de los que solo 13 implican baja, a pesar que las estimaciones más prudentes calculan alrededor de 10.000 tumores al año en España por exposiciones en el trabajo. Otro fenómeno que se repite desde 2013 es que se comunica un mayor número de partes de baja por enfermedad profesional en mujeres que en hombres: 5.548 por 5.147.

“Los datos de daños derivados del trabajo son la demostración más palpable de que la recuperación de la actividad económica en España también se está realizando a costa de los derechos y la salud y de las trabajadoras y los trabajadores de nuestro país”, ha afirmado Pedro J. Linares, secretario de salud laboral de CCOO. “Cuando desde el sindicato reclamamos al Gobierno que amplíe la agenda social en sus políticas no sólo lo hacemos para recuperar los salarios y la calidad del empleo sino para mejorar las condiciones de trabajo, aumentar la protección de la seguridad y la salud en las empresas y revertir una tendencia de incremento de siniestralidad que, no por casualidad, arrancó con la entrada en vigor de la reforma laboral del Partido Popular”, ha añadido Linares.





Fuente: CCOO