• Innovación en Prevención y Salud mano con corazón

LA PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES ASIGNATURA PENDIENTE EN EL SECTOR PRIMARIO ESPAÑOL

image-1059486-recogida-uva-d3d94.jpg


El sector primario español fue el que peor empezó 2019 en cuanto a siniestralidad, durante los dos primeros meses del año se registraron un 16,8% más de accidentes, con respecto al mismo periodo del año pasado. La prevención de riesgos laborales, accidentes en el trabajo y enfermedades profesionales son todavía una asignatura pendiente de aprobar para este sector, según la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos UPA, que acaba de concluir su mayor campaña de concienciación sobre prevención en el campo.

Las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca fueron las que peor empezaron el año 2019 en cuanto a siniestralidad y accidentes. Según las últimas estadísticas oficiales del Ministerio de Trabajo, en enero-febrero de 2019 se registraron un 16,8% más de accidentes en el sector primario que en el mismo periodo de 2018. De hecho, este fue el único sector que no redujo sus cifras de accidentes respecto al año anterior, empeorando el índice de accidentes por jornada laboral en un 3,3%.

Tanto las cifras de accidentes, como la percepción del riesgo por parte de los profesionales del campo, así como las medidas que se toman para evitar dolencias, enfermedades e incidentes, no son suficientes, a juicio de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), que ha concluido recientemente su mayor campaña orientada a formar y concienciar a los productores sobre la necesidad de prevenir accidentes y enfermedades.

LA UPA ha reconocido que la agricultura y la ganadería en España deben abordar un “importante cambio de planteamiento” y poner la prevención como un elemento básico en la organización del trabajo en las explotaciones. “Solo así lograremos evitar enfermedades y accidentes y, en definitiva, dolor. Y así mejorar nuestra salud y nuestra calidad de vida”, han señalado.


Los cultivos leñosos, los más peligrosos

El trabajo en cultivos leñosos, “árboles y arbustos”, tal y como lo recogen las estadísticas oficiales de Trabajo, es el que acumula más accidentes (11.956 en 2018), seguido de los cultivos en suelo (9.855). La ganadería registra muchos menos accidentes, en concreto 4.601 el pasado año.

La mayor campaña de concienciación y asesoramiento sobre prevención en el campo puesta en marcha por UPA, con la financiación de la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales, F.S.P., ha demostrado que queda mucho por hacer, pero que el camino emprendido es el correcto: información, formación y concienciación a los y las profesionales que trabajan en el sector.



Fuente: Tecnovino