• Innovación en Prevención y Salud mano con corazón

LA EMPATÍA ES DIFÍCIL DE ENSEÑAR, PERO ES UNA DE LAS MÁS IMPORTANTES LECCIONES DE VIDA

image-1014728-mujeres-cultivos-agarrando-brazos_23-2147774750.jpg

LA EMPATÍA ES DIFÍCIL DE ENSEÑAR, PERO ES UNA DE LAS MÁS IMPORTANTES LECCIONES DE VIDA

Creemos que el amor y la empatía son los motores de un mundo mejor y es que van en un mismo engranaje, no se dan el uno sin el otro; la empatía es la muestra suprema de amor por el prójimo, es imprescindible y vital tener la capacidad de ponerse en el lugar de los demás porque, sólo de esa manera, la vida es fácil, sólo ahí reside el secreto de entender todo y entender a todos.

La Dra. Brené Brown es una escritora y académica estadounidense que se ha hecho famosa por hablar y escribir sobre la vulnerabilidad, la dignidad, la vergüenza y otras emociones importantes que se desarrollan en nuestro día a día con las relaciones y los vínculos afectivos que creamos con y hacia los demás.
Pero, un tema sobre el que vuelve una y otra vez, es la importancia de cultivar la empatía, una reacción muy diferente a la simpatía.

En sus charlas y en los tres best-sellers que tiene publicados, dice que la empatía consiste en cuatro cualidades: la capacidad de tomar la perspectiva de otra persona, mantenerse alejado del juicio, reconocer la emoción en los demás y comunicarla.

Ella define la empatía como "sentirse con la gente" y señala que es una "opción vulnerable" porque conlleva que uno mismo identifique alguna experiencia vivida o sentimiento personal en la lucha que esté librando otro.
 
Brown defiende fervientemente que es una cualidad que debe aprenderse a tempranas edades; los niños tienen la oportunidad de aprender la empatía de sus padres, pero también de sus maestros y compañeros.

Leer buena literatura puede ser una forma poderosa de desarrollar empatía o estar al lado de un amigo que está teniendo dificultades durante el recreo.
La doctora reivindica que la empatía debería enseñarse en las aulas porque considera que es una de las cualidades más importantes para que los ciudadanos jóvenes lleguen a tener éxito, y generarlo, en un mundo cada vez más complicado.

Puede que con estas lecciones vitales algún día desaparezcan lacras como el bullying, la anorexia, el maltrato, el racismo o la homofobia, en definitiva, la empatía es la llave para vivir en un mundo en el que se viviría y se dejaría vivir, el mantra de una armonía con la que seguimos soñando cada día.
 


Fuente:    Cultura Inquieta