• Innovación en Prevención y Salud mano con corazón

CUATRO HABILIDADES CLAVE PARA AVANZAR PROFESIONALMENTE EN LA ERA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

image-1062693-four-oki_(1)-6512b.w640.jpg


 Redacción. Los responsables de formación y desarrollo del talento en las organizaciones están comenzando a comprender la importancia de las habilidades sociales en el mercado laboral actual, y, en consecuencia, a priorizar este tipo de aprendizaje.

Así lo destacan desde Cornerstone OnDemand, especialista en software de gestión de capital humano y aprendizaje basado en la nube, apuntando que, aunque la transformación digital de las empresas sigue avanzando con la implantación de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y el machine learning, ha llegado un momento en el que las habilidades técnicas ya no son suficientes.

Con el aumento de la automatización y la inteligencia artificial en los puestos de trabajo, los empleados tienen que llevar su preparación más allá y diferenciarse de la tecnología a través de las soft skills.

Por ello, los expertos de Cornerstone OnDemand han señalado las cuatro soft skills que las personas necesitan dominar para poder avanzar profesionalmente y cómo pueden ayudar las empresas a que las consigan:

 - 1. Inteligencia emocional. La capacidad de comprender y gestionar las emociones personales, así como para comprender las emociones de los demás e influir en ellas, puede afectar al desempeño en el puesto de trabajo. Por ello, la clave es que los empleados desarrollen la capacidad de ser conscientes de sus emociones y sepan administrarlas cuando sea necesario.

También es importante que las empresas comprendan el valor de la inteligencia emocional y cómo puede afectar a sus empleados. Los managers pueden sugerir a sus empleados talleres o cursos que les ayuden a desarrollarla.

 - 2. Jugador de equipo. Cuando se habla de soft skills, ser un jugador de equipo y enfocarse en habilidades de comunicación es clave para desarrollar una fuerza laboral comprometida y productiva.

Con el aumento de la automatización, la capacidad de colaborar en esfuerzos intelectuales conjuntos y establecer relaciones sólidas con compañeros de trabajo se convertirá en una habilidad crítica que permitirá a los equipos trabajar de manera conjunta con las ‘máquinas’.

Incluso si ciertos empleados trabajan de forma remota, deben tener la capacidad de comunicarse con otros de manera efectiva. Esto afecta a la reputación de la empresa, ya que la competencia de sus equipos y el trabajo en grupo causan una buena impresión en los clientes y les permitirá completar proyectos con éxito y cerrar acuerdos de manera más fácil.

 - 3. Pensamiento crítico. Si los empleados son pensadores críticos, tienen la capacidad de analizar y evaluar datos, lo que a menudo les brinda un enfoque práctico de las situaciones y les ayuda a decidir cómo actuar.

Rapidez, decisión, creatividad y organización son todos los rasgos de carácter que poseen los pensadores críticos. Las empresas pueden inspirar el pensamiento crítico en sus plantillas animando a los empleados a participar en debates, a hacer preguntas y desafiarlos a resolver algunos problemas de otros departamentos. Con este objetivo, la empresa puede ofrecer cursos que desarrollen este tipo de pensamiento y/o implementar ejercicios que lo fomenten en los equipos de trabajo.

 - 4. Resolución de problemas. En todos los sectores es fundamental la capacidad para definir un problema, crear estrategias para abordarlo y saber aplicar una solución. Esta habilidad es crucial para mejorar la experiencia y los conjuntos de habilidades de la plantilla.

Para que todos los colaboradores puedan desarrollarla, las compañías pueden definir los desafíos de los empleados, como aprender sobre un nuevo programa informático o sobre una nueva política de la empresa. Al alentar a la plantilla a desafiarse a sí misma, ganarán confianza y generarán nuevas ideas.



Fuente: RRHHpress