• Innovación en Prevención y Salud mano con corazón

ACELERAR Y AMPLIAR LAS MEDIDAS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO GENERARÍA UN BENEFICIO ECONÓMICO EN 2030

image-1020570-cambio-climatico-acciona.jpg

ACELERAR Y AMPLIAR LAS MEDIDAS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO GENERARÍA UN BENEFICIO ECONÓMICO DESCOMUNAL EN 2030

La reducción de subsidios a energías contaminantes y un aumento muy importante del precio de los derechos de CO2 liberaría 2,8 billones de dólares para invertir en infraestructuras sostenibles.

Sin duda ha sido el informe realizado por la Comisión Mundial para la Economía y el Clima, entregado el pasado 5 de septiembre al Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, el que despierta mayor interés, ya que ha realizado una estimación de gran potencial sobre el beneficio que supondría acelerar las medidas contra el cambio climático en los próximos diez años.

Asegura el citado informe-manifiesto de la comisión copresidida por el economista Nicholas Stern que la economía mundial se beneficiaría de una creación de 65 millones de nuevos empleos de baja contaminación (un informe de la OIT se quedó en 18 millones), un ahorro de 2,8 billones de dólares en concepto de subvenciones, subsidios y aumento del coste de los derechos de CO2, y un sustancial aumento de la capacidad de crecimiento de la economía, además de evitar 700.000 muertes prematuras anualmente y otros beneficios de orden socioeconómico.

Los autores del informe basan sus optimistas proyecciones en el gran desarrollo tecnológico de los últimos años, tanto en comunicaciones como en la energía o las innovaciones en el transporte público, edificación, y la biotecnología.  Subraya el informe que las economías de escala que surgen de la introducción de medidas prodescarbonización son inmensas, y citan los avances que procuran las denominadas ciudades inteligentes, la energía solar y su almacenamiento, la alimentación y los ahorros en agua, entre otros.

En definitiva, el informe, en el que han participado 200 expertos internaciones de diferentes campos, científicos, académicos, empresarios y políticos,  deja claro que la lucha contra el cambio climático es la gran baza de la economía para estimular el desarrollo y el bienestar social en este siglo, ya que estos ahorros y beneficios extraordinarios para la economía se reinvertirían en fundamentalmente en infraestructuras sostenibles, en la línea que demanda una economía de carácter circular.

Para conseguir los ambiciosos beneficios apuntados, el informe subraya la necesidad de duplicar las inversiones que canalizan los bancos de desarrollo y multilaterales, sumando al menos 100.000 millones de dólares anualmente desde 2020. También las empresas privadas deben sincronizar sus planes con la lucha climática y fomentar la innovación en este terreno. El estudio considera que el premio de apostar por la innovación se ha visto claro en el apoyo público a las energías renovables, sin el cual no se hubieran desarrollado hasta ser rentables por ellas mismas.

Las conclusiones del informe son refrendadas por otro estudio presentado ayer en San Francisco, realizado por C40 Cities, el Pacto Mundial de Alcaldes para el Clima y Energía y el Instituto NewClimate. El informe Oportunidad climática: más empleos; Mejor salud; Ciudades habitables estima que en 2030,  de producirse un aumento en la acción climática urbana se pueden evitar aproximadamente 1.3 millones de muertes prematuras por año, generar 13.7 millones de empleos netos en las ciudades, y ahorrar 40 mil millones de horas de viajes diarios más miles de millones de dólares en gastos familiares cada año.

Inversiones en reequipamientos de eficiencia energética residencial darían como resultado una creación neta de 5.4 millones de empleos en ciudades de todo el mundo. Estas inversiones también darían como resultado un ahorro significativo de los hogares en energía, así como una reducción elevada de emisiones.

Servicios de autobús mejorados y redes más extensas podrían prevenir las muertes prematuras de casi 1 millones de personas por año debido a la contaminación del aire y las muertes por accidentes de tráfico en todo el mundo.

Un mejor servicio también ahorraría 40 mil millones de horas de viaje al año por año por 2030 y lograría importantes reducciones de emisiones.
La energía renovable a escala de distrito para calefacción y refrigeración en los edificios podría prevenir 300,000 muertes prematuras adicionales por año en 2030, así como también crear aproximadamente 8.3 millones de trabajos y contribuir a reducciones de emisiones significativas.

En general, las políticas de acción climática pueden tener resultados positivos proporcionalmente mayores para grupos de bajos ingresos en las ciudades en desarrollo, donde las poblaciones tienen más que ganar con la introducción de nuevas tecnologías.
 


Fuente: LA CELOSÍA