COVID: ENFERMERÍA DA LAS CLAVES PARA COMPRAR LA MASCARILLA CORRECTA

 

La capacidad de filtración o la respirabilidad son algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de adquirirlas

Las mascarillas higiénicas han de cumplir con una serie de requisitos para su comercialización, tal y como quedó reflejado en el Boletín Oficial del Estado el pasado 11 de febrero. Se trata de una regulación “muy esperada”, afirman desde el Consejo General de Enfermería, que sin embargo advierten del riesgo de que parte de la población desconozca “por qué o para qué comprar ciertos tipos” de tapabocas o en qué aspectos se debe poner atención para cada situación. Por ello, las enfermeras han elaborado un documento en el que dan “las claves” para la compra de este tipo de productos, así como algunas recomendaciones para protegerse de forma efectiva ante el coronavirus.

A través de una infografía, Enfermería destaca que a la hora de adquirir una mascarilla se deben tener en cuenta tanto su capacidad de filtración bacteriana como su grado de respirabilidad. Pero también aspectos como el de si el sentido de la filtración va hacia fuera, hacia dentro o hacia ambos lados, o el del riesgo de transmisión de aerosoles, que aumenta en lugares cerrados o poco ventilados.

Las enfermeras apuntan que las mascarillas higiénicas “no se consideran ni un Equipo de Protección Individual (EPI) ni un Producto Sanitario (PS)”. Estos productos pueden ser reutilizables, como el UNE 0065 o los “cobertores faciales” CWA 17553 (estos últimos tienen un número máximo de lavados); o no reutilizables, como son los UNE 0064 y los CWA 17553. En todos estos casos, la Eficacia de Filtración Bacteriana (BFE) supera el 90%.

 


Mascarillas FFP y quirúrgicas, tipos y recomendaciones

En la orden CSM/115/2021 del BOE solo se hace mención a las mascarillas higiénicas, pero el Consejo General de Enfermería ofrece también información práctica sobre las FFP y las quirúrgicas. Las primeras son EPI, y las otras se consideran un Producto Sanitario. “Es importante interiorizar que la protección depende de la situación concreta. Debemos evaluar el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2, siendo mayor en espacios cerrados con poca ventilación, en los que sea más complicado mantener la distancia de seguridad y donde se realicen procedimientos que aumenten la generación de aerosoles”, recalca Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Hay tres tipos de mascarillas autofiltrantes FFP. Las FFP1 no están “recomendadas para la protección de este virus”. Las FFP2 están recomendadas para el personal sanitario y la población “en situaciones de riesgo de transmisión”, mientras que las FFP3 están dirigidas a “personal sanitario que realiza técnicas que generan aerosoles”. También entre las mascarillas FFP hay tipos reutilizables o no reutilizables, algo que viene aclarado en su ficha técnica.

En lo que respecta a los tapabocas quirúrgicos, se distinguen otros tres tipos, todos ellos con un BFE superior al 95%. Son recomendados para la “población general” y para “personas con Covid-19”, y “no son reutilizables”.

 


Advertencia sobre las válvulas exhalatorias: "Pueden contagiar"

La organización que preside Florentino Pérez Raya ofrece además una serie de recomendaciones “importantes”, como es la de utilizar unas mascarillas u otras “en función del riesgo de exposición al virus” y la “capacidad de mantener el resto de las medidas”. También advierte de que la compra de un producto no homologado “no ofrece garantías” frente a los virus, y de que su ficha técnica debe especificar “fabricante, número de unidades que contiene y tiempo recomendado de uso”.

Finalmente, las enfermeras apuntan que es recomendable “que todas tengan un clip de ajuste en la nariz que mejora la adaptación al rostro” para ajustarlas bien, y advierte de las mascarillas “con válvula exhalatoria”, que “dejan salir los aerosoles” y “pueden contagiar a los demás”.

Por primera vez, una regulación del Gobierno se refiere a los accesorios asociados a las mascarillas. También se ha incluido en el Boletín Oficial del Estado una mención a las mascarillas transparentes, indicadas para personas que necesitan leer la expresión de la cara por discapacidades comunicativas. En este aspecto la opinión de las enfermeras españolas es clara. “Las recomendaciones son escasas. Haría falta más información que ayudara al consumidor a elegir mascarillas transparentes o accesorios adecuados. También sería necesario que el BOE explicara a qué tipo de accesorios hace referencia. "Reclamamos una regulación más específica al respecto”, concluye Pérez Raya.

 

 

 

Fuente:   redaccionmedica.com

0
Feed